Los personajes que representan una marca deben contener en su apariencia los ideales y la visión de la marca y la compañía en sí, por lo tanto deben ser tratados con el mismo respeto y dedicación con el que se maneja el logotipo. Además, un personaje se convierte en una herramienta que entra en un contacto más directo y cercano con el público y por lo tanto se transforma en una herramienta de marketing y de venta muy importante. En la siguiente galería pueden observar personajes que he diseñado y otros que me han dado a cargo para realizar nuevas ilustraciones.